Increíble!! Mirá los beneficios que obtendrás para tu cuerpo solo soplando tu dedo pulgar

El cuerpo humano es un sistema muy misterioso, y muy extraño de comprender en muchos casos.



Muchos problemas pueden ocurrir de repente, pero afortunadamente se pueden resolver de la misma manera.
Y no solo esto, sino que hay trucos muy sencillos y naturales que puedes aplicar para resolver estos problemas
Éstos son algunos de ellos:
  1. Dolor en la garganta
El té caliente, por supuesto, es muy beneficioso para quitar el ardor y dolor de garganta, así como los enjuagues o gárgaras con agua salada.
Pero hay otra manera menos conocida para deshacerse de la molestia en la garganta – sólo tienes que rascarte la oreja
Sé que suena bastante extraño, pero muchos otorrinolaringólogos afirman que el rascado de la oreja estimula las terminaciones del oído, los cuales ocasionan  un espasmo muscular en la garganta.
  1. Calma los nervios
Si sientes que el día ha ocasionado que tus nervios estén fuera de control y que necesitas calmarlos inmediatamente, simplemente debes lavarte con agua fría.
Luego debes aguantar la respiración unos minutos, y con esto harás que tus nervios se enfríen y se calmen.


El cuerpo comienza a llevar oxígeno al cerebro, y tu sistema nervioso comenzara a relajarse y sentirás aproximadamente el mismo efecto que tiene un vaso de agua fría.

  1. Miedo a las inyecciones
Algunas personas tienen dificultades para reunir el coraje cuando lo necesitan para poder aplicarse una inyección.
La próxima vez, antes de aplicarte una inyección, tose un poco.


 Esto ayudará a distraerte del procedimiento doloroso. Sin embargo,  infórmale a la enfermera acerca de tu peculiar plan antes de ejecutarlo.
  1. Nariz congestionada
Coloca tu lengua sobre el paladar, y presiona la zona superior de tus cejas con los dedos. Después de veinte segundos te sentirás mucho mejor.
  1. Prevención de cicatrices por quemaduras
En caso de quemaduras, no corras a aplicarte una bolsa de hielo sobre la herida – sólo tienes que pulsar suavemente el área quemada con los dedos.
De esta manera, la temperatura de la parte del cuerpo volverá a la normalidad, es decir, la temperatura de la herida se adaptara a la del cuerpo
  1. Dolor de muela
Este truco será útil para aquellos que tienen dientes sensibles. Si tienes un dolor de muelas, coloca una bolsa de hielo en tu mano, y luego muévela  a la zona comprendida entre el pulgar y el índice. Existen muchas terminaciones nerviosas de la mano y la cara. Ellas envían la señal adecuada al cerebro, para que el dolor disminuya.
  1. Nervios
Imagina esta situación: Tienes que ir a un negocio o una reunión privada, te estás vistiendo, preparándote, pero de repente experimentas una extraña sensación de nerviosismo en el estómago y palpitaciones.
Suena extraño, pero existe un truco para calmarte y volver a la normalidad. Este truco consiste soplar tu dedo pulgar.
Debido a que es responsable del llamado nervio vago. Este nervio es una conexión entre el cuerpo y la mente, y es responsable de nuestra “primera impresión”.
TE RECOMENDAMOS VISITAR LA FUENTE: RECETAS NATURALES

PERSONAS ONLINE